5 trucos para ahorrar combustible con el aire acondicionado

¿Ya has empezado a poner el aire acondicionado en el coche? Llegan los meses de verano y, con el calor, las ganas de encender el aire acondicionado de nuestro vehículo.

Está demostrado que esta práctica puede incrementar entre un 5% y un 20% el consumo de combustible de nuestro coche. Puede parecer poco, pero si nos hacemos un viaje de Madrid a Valencia (360km) con un consumo medio de 7l/100km y un precio del combustible de 1,2€/l, estaríamos gastándonos entre 1.5€ y 6€ más de lo normal.

Algunos coche con motor pequeño, además, pueden ver reducidas las prestaciones de su vehículo al encender el aire acondicionado.

Pero cuando el termómetro roza los 30 grados y nuestro coche ha estado bajo el sol… No tienes mucha elección. Así que en Talleres Dupesan te traemos unos trucos para ahorrar combustible con el aire acondicionado encendido.

aire acondicionado

5 trucos para ahorrar combustible de tu coche con el aire acondicionado

Todo el proceso de retirar el calor del aire mediante procesos mecánicos gasta mucho combustible. Pero renunciar al aire acondicionado no es la solución. Hay que hacer un uso moderado e inteligente del climatizador.

 

Trata de enfriar el coche de forma manual cuando entres en él

Cuanto más intentemos bajar la temperatura del vehículo, más energía consumiremos. Por eso es interesante que, antes de arrancar el coche, trates de ventilarlo un poco bajando las ventanillas.

Un truco es bajar una ventanilla y abrir y cerrar varias veces la puerta contraria. Ya verás como se disminuyen los grados.

También es muy útil utilizar un parasol para evitar concentrar el calor del sol en el volante y asientos delanteros y que esto te impida la conducción.

 

Cuando enciendas el aire acondicionado, deja las ventanillas bajadas

Solo hay que hacerlo cuando arranquemos el coche y accionemos el aire acondicionado. Al tener las ventanillas bajadas ligeramente, hacen que el aire caliente (que pesa menos que el frío y tiende a ascender) salga antes de nuestro vehículo. Luego recuerda volver a subir las ventanillas para que únicamente se mantenga el aire frío dentro del coche.

 

No pongas el aire acondicionado a una temperatura excesivamente baja

Si el coche ha estado en la calle, lo más probable es que al principio esté muy caliente y sea necesario poner el aire acondicionado alto para recuperar una temperatura adecuada para la conducción.

Pero cuando ya hemos alcanzado esta temperatura (lo ideal está entre los 21 y los 23 grados) no es necesario que el climatizador funcione a toda potencia. Ahorrarás energía y tendrá menos posibilidades de estropearse.

 

Utiliza bien el climatizador

Cuando ya hemos alcanzado la temperatura óptima, podemos alternar el aire acondicionado con la entrada de aire exterior y el reciclado del mismo para reducir el consumo adicional.

 

¿Ventanillas abiertas o cerradas?

Además, debes saber que conducir con las ventanillas bajadas también aumenta el consumo de combustible, ya que empeora la aerodinámica. A velocidades bajas, esto no se nota demasiado, pero a partir de los 80 km/h el aire que entra frena nuestro vehículo y es preferible subir las ventanillas.

Por ciudad, si no hace excesivo calor, puedes optar por ir con las ventanillas bajadas y ahorrar energía.

 

Esperamos haberte ayudado a consumir menos combustible con el aire acondicionado de tu coche. Es importante conducir cómodos, pero tampoco es necesario consumir más de la cuenta. ¡Hasta el próximo post!

 

¿De qué sirve el calor del verano, sin el frío del invierno para darle dulzura?

John Steinbeck

Comments for this post are closed.