Cómo protegerse de las alergias al volante

Llega el buen tiempo y con éste, como cada año, las temidas y molestas alergias, ¿tú también sufres de ellas? En ese caso, debes tener especial cuidado al conducir un vehículo, ¿por qué? Te lo contamos hoy en nuestro blog, ¡sigue leyendo!: Cómo protegerse de las alergias al volante.

1 de cada 4 conductores es alérgico, es decir, 8 millones de españoles. Cuando conducimos, una alergia se puede volver especialmente peligrosa, ya que un estornudo, un ataque de tos o un escozor en los ojos pueden poner en riesgo la conducción, especialmente si vamos a una velocidad alta. Por ejemplo, al estornudar, cerramos los ojos de manera natural, estimadamente entre unos 2-3 segundos, tiempo en el que el coche continuará en movimiento recorriendo una gran cantidad de metros.

Por otro lado, la medicación que podemos tomar para este tipo de enfermedad puede producir somnolencia o disminuir nuestra atención en la carretera, posibles y habituales causas de accidente. En esta infografía de la DGT podemos encontrar de una manera muy visual los principales síntomas y peligros de conducir con alergia un vehículo.

Alergias al volante

Minimiza los riesgos de las alergias al volante

 

  1. Lo primero que debemos de tener en cuenta y mantener limpio es el filtro antipolen del vehículo. En caso de que tu vehículo no lo tenga es fundamental que instales uno si sufres alergias, y que lo cambies cada año o cada 30.000 Km.

  2. Limpia el interior de tu vehículo regularmente para evitar la acumulación de polvo y ácaros en la tapicería. Nuestra recomendación es que lo hagas ayudándote de una aspiradora que los absorba en su totalidad.

  3. Mantén subidas las ventanillas de tu coche cuando te encuentres en su interior para evitar la entrada de polen y polvo al interior de tu vehículo. Si hace calor, lo más recomendable es conectar el aire acondicionado o climatizador.

  4. Siempre que te sea posible, evita conducir al amanecer o al atardecer del día, ya que es cuando mayor concentración de polen hay en el ambiente.

 

Otras recomendaciones importantes que podemos seguir sobre cómo protegerse de las alergias al volante son, por ejemplo, usar gafas de sol para ayudarnos a prevenir o aliviar el picor de ojos. También es importante que, si vas a comenzar un tratamiento nuevo para tu alergia, lo hagas 2 o 3 días antes de conducir, para darle cierto margen a tu cuerpo y para que se acostumbre poco a poco a esta nueva medicación.

Por último, si los efectos de la alergia son muy intensos lo más recomendable es no conducir  el coche, pedir a alguien que nos lleve u optar por el transporte público, por tu seguridad y la de los demás.

¿Tienes alguna pregunta? ¿Conoces algún otro consejo que pueda sernos útil ante este tipo de situaciones? Nos encantaría escucharte. Tu opinión es muy importante para nosotros, ¡te invitamos a que nos dejes un comentario!

No te pierdas el próximo post del blog de Talleres Dupesan: consejos para conducir en los temidos y desesperantes atascos.

En Talleres Dupesan velamos por tu seguridad y la de quienes te acompañan, por eso, esta primavera, realizamos un descuento especial en los filtros de polen. Visita nuestro apartado de ofertas y descúbrelo.

Comments for this post are closed.