Qué elementos de tu vehículo revisar antes de salir de viaje

Empiezan los meses de verano y los viajes por carretera. Viajar con tu coche tiene muchas ventajas, sobre todo para los amantes de la conducción. Pero también tienes que tener en cuenta las posibles adversidades que pueden surgir por la carretera y es recomendable revisar el estado de tu vehículo antes de ponerte a hacer kilómetros con él.

A continuación, Talleres Dupesan te recomienda los elementos clave que debes revisar siempre que salgas de viaje con tu coche:

revisar

1. Neumáticos

Como ya sabes, son el punto de contacto de tu vehículo con el asfalto y tu seguridad depende, en gran medida, de ellos. Por tanto, son un elemento muy importante que es imprescindible revisar antes de realizar un viaje largo.

Revisa el desgaste de tus neumáticos, comprueba que no tengan grietas ni pinchazos y asegúrate de que tienen la presión correcta para la carga que vas a llevar (a más carga, más presión). No te olvides de revisar también la rueda de repuesto.

Si el viaje que realizas es de muchos kilómetros, no está de más parar de vez en cuando en una gasolinera para cerciorarte de que todos estos puntos revisados siguen correctos.

 

2. Las luces

Por tu seguridad y la de tus compañeros de carretera, es fundamental que todas las luces de tu vehículo funcionen correctamente: las de posición, las cortas, las largas, los intermitentes, las antinieblas… También será muy útil llevar bombillas de repuesto por si estas se funden en tu viaje.

 

3. Comprueba niveles

No te olvides de revisar los niveles de líquidos. Antes de salir de viaje, es mejor que compruebes y repongas los líquidos hasta el máximo nivel recomendado. Mejor hacerlo en casa antes de salir que tener que parar de emergencia a reponerlos.

El aceite del motor: actúa como lubricante y contribuye a refrigerar los componentes que intervienen en el funcionamiento del coche. Realiza la medición con el coche en llano y el motor en frío.

El líquido refrigerante: absorve el exceso de calor que emite nuestro motor y mantiene el coche en la temperatura adecuada.

El líquido de frenos: con el tiempo este líquido se deteriora y pierde su eficacia.

Limpiaparabrisas: durante los viajes de carretera, es fácil que nuestro parabrisas delantero se ensucie. Para asegurarnos la perfecta visibilidad en todo momento, revisa que este depósito esté siempre lleno.

 

4. Cuadro de mandos

Si algún testigo está encendido significa que existe alguna anomalía en nuestro vehículo. No salgas de viaje sin consultar el problema y solucionarlo. No vale la pena arriesgarse y hacer tantos kilómetros con un coche que está avisando de algún fallo.

 

5. El aire acondicionado

Especialmente, si el viaje lo realizamos en esta época del año. Revisa el sistema completo para mantener tu vehículo a una temperatura correcta, pues conducir con excesivo calor puede provocar somnolencia y agotamiento físico.

 

6. Los elementos auxiliares

A veces no es suficiente con estas revisiones y algo falla en nuestro vehículo durante el viaje. Asegúrate de llevar los triángulos y chalecos por si tienes que frenar el coche de emergencia en el arcén. Intenta llevar también algunas herramientas básicas, como un gato y una llave por si tienes que cambiar una rueda.

Por último, lleva toda la documentación en regla y mantén una conducción segura respetando las normas de circulación.

 

Por supuesto, el perfecto estado de todo el vehículo, incluyendo frenos, batería, amortiguadores… nos garantizará un éxito en el viaje. Pero, al menos, comprueba estos elementos básicos para no estropear tus ansiadas vacaciones.

Y recuerda, aunque algunas de estas revisiones las puedes hacer tú mismo, lo ideal es siempre llevar tu coche a un taller y dejarlo en manos de profesionales. Nos vemos en el próximo post 🙂

 

“Es el viaje y no el arribo el que importa”

T. S. Eliot

 

Comments for this post are closed.