¿Estrés postvacacional y conducción? Descubre cómo se relacionan

Septiembre es el mes de la vuelta: vuelta al colegio, vuelta al trabajo y vuelta a nuestras rutinas diarias. Debido al Coronavirus nos espera un septiembre un poco más atípico de lo normal, pero viejos síntomas recurrentes en este mes seguro que siguen apareciendo. Sin duda, uno de los más presentes, muchas veces sin que nos demos cuenta, es el estrés postvacacional.

estrés postvacacional blog dupesan

 

Nos metemos en la rutina diaria y nos aceleramos, vamos corriendo de un sitio para otro, nos empieza a doler la cabeza, dormimos peor o incluso sufrimos insomnio, tenemos dolores musculares sin tener una actividad física desproporcionada, e incluso andamos más despistados y con peor memoria. Si sufres alguno de estos síntomas, es más que probable que sufras estrés postvacacional. Hoy en nuestro artículo del blog queremos contaros como puede afectar a tu conducción.

 

  1. Cárgate de paciencia ante los atascos.

    Sin duda, el protagonista de septiembre son los atascos. La vuelta al trabajo hace que encontremos las carreteras cargadas, sobre todo en las horas punta. Evita estresarte y conducir de forma agresiva cuando estés en medio de un atasco. Lo importante es evitar percances y mantenerte tranquilo para evitar aumentar tus niveles de estrés.

  2. Descansa lo suficiente

    Venimos de unas semanas con el horario cambiado. Nos hemos acostado y levantado más tarde y ahora toca madrugar, pero no siempre conseguimos adelantar la hora de acostarnos. Las menos horas de sueño puede afectar a nuestra conducción. Menos reflejos, reacciones más lentas… Descansar lo suficiente es imprescindible para la seguridad en los trayectos.

  3. Mantén la postura correcta

    Los dolores musculares son frecuentes en la vuelta a la actividad, y puede dificultar la movilidad necesaria para conducir nuestro vehículo. Dolores de espalda, riñones, cuello… Por ello, cuida la postura que tienes al volante. Coloca el volante a la altura adecuada para que la muñeca apoye sobre él. La espalda es fundamental que esté completamente apoyada sobre el asiento, y que éste esté situado lo más abajo posible (sin perder visibilidad), para así tener mayor estabilidad frente a posibles movimientos bruscos.

  4. Mientras conduces, mantente atento y concentrado

    Otro síntoma que ya hemos comentado del estrés postvacacional es la mayor dificultad para concentrarse, y eso, sin duda, es algo fundamental mientras conducimos. Trata de evitar hablar por teléfono por el manos libres del coche y, obviamente, no uses el teléfono mientras estés en el vehículo. Además, trata de despejar tu mente y no la ocupes mientras conduces en las tareas que dejaste pendiente o las que tienes que hacer nada más llegar a la oficina, o qué tenías que comprar en el supermercado. Mientras conduces lo más importante es la carretera y todo lo que pasa en ella.

El volver a la rutina es algo que en mayor o menor medida nos cuesta a todos, pero con un poco de paciencia y siguiendo los consejos que os hemos dado en este artículo, sin duda se te hará más llevadera.

Y para evitar tener más preocupaciones en la cabeza, si tienes cualquier problema en tu vehículo, llámanos. Nosotros nos encargamos de todo. Tenemos servicio de recogida y entrega a domicilio o vehículo de sustitución y contamos con profesionales especializados en cada área del vehículo. ¡Descubre tu taller de confianza!

Comments for this post are closed.