GPS en la carretera o sentido común

No cabe duda alguna de que la tecnología ha supuesto una auténtica revolución en nuestras vidas. Sin ir más lejos, a la hora de afrontar un viaje por carretera, el GPS puede suponer una gran ayuda. Pero seguro que alguna vez te has preguntado si el navegador GPS en la carretera es infalible, o por el contrario, puede confundirnos y llevarnos hacia otro lugar: ¿GPS en la carretera o sentido común?

El Sistema de Posicionamiento Global, lo que sería la base de la actual navegación por satélite, fue creado en al año 1973 por el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

El GPS nos ayuda a determinar cuál es la posición de un objeto, persona o vehículo. Este sistema funciona gracias a una red de 24 satélites en órbita sobre nuestro planeta, con trayectorias sincronizadas para cubrir toda la superficie terrestre.

Sin embargo, el sentido común o nuestra intuición nos dice que debemos ser cuidadosos con las indicaciones que recibimos del GPS. Entonces, ¿por qué creemos más al navegador que a nuestros propios ojos?

GPS en la carretera

Estamos empezando a mal acostumbrarnos, a utilizar nuestro navegador para que nos lleve de un lado a otro sin pararnos a pensar que estos funcionan gracias a la combinación de tres elementos: la tecnología GPS, unos mapas o cartografía, y el propio dispositivo. ¿Qué pasa si alguno de los tres falla? La falta de actualización de los mapas, o no planificar con detenimiento nuestra ruta, puede jugarnos malas pasadas: desde confundirnos de municipio (como dos camioneros polacos que confundieron la ciudad francesa de Lyon con Lión, en Portomarín, Galicia) o hacer que aparquemos en lugares insospechados (como les ocurrió a un grupo de turistas asiáticos que estacionaron su vehículo en el mirador de las setas en Sevilla).

¿Debemos fiarnos de lo que dicta el GPS en la carretera?

Antes de empezar a funcionar, los navegadores muestran en pantalla el siguiente mensaje:

<<Respete las normas de tráfico. El uso del sistema es su responsabilidad y no debe distraer su atención en la carretera, tráfico o de las condiciones atmosféricas. Consulte el manual del usuario para obtener más información. Confirmar>>

GPS en la carretera

Aunque por lo general los GPS en la carretera no se equivocan, debemos tener en cuenta que éstos tienen un margen de error. Por eso, si no entiendes la instrucción que la máquina te da, lo mejor es que te fíes de tu instinto y te dejes guiar por tu sentido común. Otro cosa que debes tener en cuenta es que una vía puede sufrir modificaciones temporales: una inundación, obras o un evento que provoca restricciones en el tráfico…son algunos de los cambios en el recorrido que nuestro GPS quizá no tenga en cuenta, indicándote el recorrido equivocado. Por eso, si utilizas a menudo el navegador de tu coche, no olvides tener actualizada la cartografía de tu GPS, para ahorrarte más de un disgusto.

En definitiva: anticípate siempre y presta atención a lo que ocurre en el trayecto que estás recorriendo. El GPS en la carretera es una herramienta muy útil, pero no olvides que es una herramienta de apoyo para hacerte la conducción más fácil. Estudia con detenimiento la ruta que vas a seguir, por si hay alguna zona en la que el dispositivo se pueda quedar sin señal, o mira si hay dos ciudades con un nombre similar para no confundirlas y poder llegar así a tu destino sin sobresaltos.

¿Hemos conseguido resolver tus dudas? ¿Tienes alguna pregunta? Nos encantaría escucharte. Tu opinión es muy importante para nosotros, ¡te invitamos a que nos dejes un comentario!

No te pierdas el próximo post del blog de Talleres Dupesan: conductores adictos al móvil. ¿Eres tú uno de ellos?

Cuando hablamos de seguridad están en juego muchas cosas y personas. Ponte en contacto con el equipo de profesionales de Talleres Dupesan y pide tu CITA PREVIA con nosotros a través de nuestra página web.

Comments for this post are closed.